Interés cultural

de del

Cerca de nuestra casa rural tenemos varias zonas a visitar:

Yacimiento visitable de Calatrava la vieja

Carrión de Calatrava

Situado en la margen izquierda del río Guadiana y a escasos kilómetros de Ciudad Real, Alarcos fue ocupado por el hombre desde la Edad del Bronce Pleno, y conoció dos etapas esplendorosas: una durante la época ibérica y otra en la Edad Media. Las excavaciones arqueológicas que se desarrollan desde 1984 han sacado a la luz parte de la ciudad ibérica, el perímetro exterior del castillo y gran parte de la muralla medieval, donde se ha encontrado una fosa común con restos de la batalla que en 1195 enfrentó a musulmanes y cristianos. Tras la ocupación almohade, los intentos de repoblación resultaron en vano, por lo que Alfonso X fundó Villa Real (Ciudad Real) en 1255, y trasladó allí a sus habitantes. En Alarcos queda una ermita como testigo de su grandeza.

Puerta de Toledo

La Puerta de Toledo es un resto de la muralla que rodeaba la ciudad por donde hoy día está la ronda de circunvalación, con unos 4,5 Km. de perímetro, en cuya fortificación se había comenzado en 1297. Según las crónicas, llegó a tener hasta 130 torres en su amplio perímetro, mostrando en la mayor parte la mampostería y el ladrillo. De toda ella se conserva, a excepción de un trozo de lienzo en el sector oeste de la cuidad y el arco de acceso a lo que fuera el Alcázar de Alfonso XI, esta Puerta de Toledo.

Construcción de estilo gótico mudéjar, severa y sin ornamentos, hecha con sillares bien encuadrados de caliza de la zona para sus arcos y esquinas, y de sillarejo y mampostería en el resto, es anterior en más de cincuenta años a la del Sol de Toledo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Tablas de Daimiel

Las Tablas de Daimiel son un humedal prácticamente único en Europa y último representante del ecosistema denominado tablas fluviales, antaño característico de la llanura central de nuestra Península. Es un ecosistema complejo que mezcla las características de una llanura de inundación, producida por los desbordamientos de los ríos Guadiana y Gigüela en su confluencia, con la de un área de descarga de aguas subterráneas procedentes de un acuífero de gran tamaño.

Para más información pincha aquí 

 

Castillo de Calatrava

Su gran torre pentagonal, albarrana, de diez metros de altura, con tres pisos interiores, es la parte más impresionante de la fortaleza. El Monte Nogales en que se erige tiene evidencias de haber sido un emplazamiento poblado desde los tiempos más remotos de la humanidad, lo convierte en una estación arqueológica de primer orden.

Baños de los Hervideros

Se sitúan a unos 3 kilómetros de la población, en la carretera que une Carrión de Calatrava con Fernán Caballero, cerca del paraje conocido como La Dehesa. Sus orígenes parecen haber sido romanos y actualmente se han secado. Se dice que sus aguas tenían efectos curativos para enfermedades de la piel.